Inteligencia Económica, Geopolítica y Geoeconomía

 60 €
 60 horas/6 semanas
 Fecha por determinar

La formación básica de Inteligencia Estratégica y Seguridad ayuda a mejor comprender la relevancia de la información, y de las distintas fuentes de procedencia, abiertas y cerradas o secretas.

MATRICÚLATE

Descripción

Para comprender las dinámicas y la importancia contemporánea, a nivel global, del estudio de la Geopolítica, Geoeconomía y Geofinanza, es indispensable tomar en cuenta la historia y los acontecimientos del Siglo XX, sobre todo de aquellos que, en Europa, siguieron la II Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín. Importante también, para tener claro el rol de la Inteligencia Económica, es el descubrimiento, el conocimiento, la difusión y el empleo de las nuevas tecnologías, en particular de la Red de Internet y de la Web. La formación básica de Inteligencia Estratégica y Seguridad ayuda a mejor comprender la relevancia de la información, y de las distintas fuentes de procedencia, abiertas y cerradas o secretas.

No se puede negar que, en estos tiempos, el modelo productivo económico se ha agotado, diluido en un mercado globalizado e integrado y sometido a cambios profundos y constantes. Hoy se habla mucho de la necesidad de un modelo económico sostenible, pero este debe ser, además, inteligente.

La Inteligencia Económica Competitiva, pretende ser una herramienta, dentro de un sistema integrado y multidisciplinar, que facilite los cambios necesarios para la innovación de las organizaciones empresariales e incluso de la sociedad, de manera que se generen nuevas formas de pensamiento con la finalidad de diseñar nuevos proyectos, aportando valor; todo esto, naturalmente, a través de un proceso sistemático, estructurado, legal y ético, que permita afrontar los retos de un escenario global postcrisis, reduciendo los niveles de incertidumbre y apoyando la óptima toma de decisiones. Lo que el francés Christian Harbulot definía como “la capacidad de usar la información de manera ofensiva para conquistar mercados dentro de una globalización que está lejos de ser pacífica”.

Hablaremos del ciclo de inteligencia como proceso que facilita en gran medida la gestión empresarial mediante un proceso de cuatro fases que se realimentan: el planeamiento y determinación de necesidades y objetivos, la obtención de datos, el análisis metódico que permita transformar la información, convirtiéndola en inteligencia y anticipando nuevos escenarios y por último la difusión, para que este conocimiento termine en las manos de quien la necesite.

En palabras de Charles Kettering: “el mundo odia el cambio, sin embargo, es el único que ha traído el progreso”.